Eduardo escalante perez comida

Colas de venezolanos, esperando que puedan tener comida.

Debido a la escasez de alimentos y una crisis económica, Supermercados en Venezuela son un blanco para saqueadores.  Todos los días, compradores destacen en colas para comprar cosas como jabón y harina, y las colas a menudo se hacen empujones o motines.  La crisis económica significa alta tensión en Venezuela.  El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) dice que en la primer mitad de 2015, 56 saqueos y 76 intentos para saquear pasaron en la país.

En domingo, una multitud pequeña en San Cristobal empujaron en el supermercado Bicentario, para saquear después de cerrar.  Unos saqueadores estaban detenidos.  El viernes pasado, un hombre estaba matado, y 60 estaban detenidos en Ciudad Guayana en el sur de Venezuela después de saquear tiendas.  Presidente Maduro dice que las escaseces y los disturbios son una “guerra económica” de la oposición.  Luchas pequeñas cuando camiónes de alimento llegan a tiendas son mas frequentes que estas grandes disturbios, pero todos son el mismo cuando hay limitada información oficial, y cosas son exageradas en Twitter.

Ahora colas son más largos y tensiones son más altos que a principios de año.  Hay contrabandistas en las colas, que compran cosas y los revenden en el mercado negro.  Fabricantes locales pararon operaciónes, porque no hay materiales.  Encontrando comida y medicina barata es más y más difícil, pero las protestas no son tan grandes como los es 2014, donde 43 personas estaban matados.  La combinación de mal control de divisas y el fin del boom petrolero significa una crisis grande en Venezuela, y el gobierno de Maduro no tiene dinero ni apoyo.